Por: Mauricio Medrano

La edición número 28 del Abierto Mexicano de Tenis no pudo tener mejor final

Alexander Sascha Zverev​ -de 23 años- se coronó por primera vez en tierras mexicanas, con una actuación que hace mucho no se le veía en el circuito de la ATP. Con un 6-4 y 7-6 (3) ante el griego Stefanos Tsitsipas, el alemán dio un juego para el recuerdo.

Bajo la calurosa noche del puerto más famoso de México y en poco más de dos horas, el número 7 del ranking ATP y preclasificado en la posición 2 del torneo dio el raquetazo para vencer al número 5 del mundo y sembrado en primer lugar.

Primer set

Un irreconocible Zverev le regaló los primeros tres juegos a Tsitsipas y la ilusión del campeonato. Sin embargo, el alemán dio un giro sorprendente, tanto que logró una remontada a 4 juegos por lado, y capitalizó la desesperación en la que entró su rival para voltear la balanza e irse 6-4 arriba.

Segundo set

El partido se tornó más equilibrado. Los juegos se repartieron, primero para Tsitsipas, luego para Zverev, y así hasta que estuvieron 4-4. Zverev entonces logró quebrar el servicio de su rival y se puso al frente. Después, el griego de 22 años salvó un punto de campeonato y puso el set 5-5.

El final fue cardíaco. Se necesitaron 33 minutos más y un tie-break para que Alexander Zverev ganara el torneo y, con ello, su título número 14.

Foto de portada: Cortesía Abierto Mexicano de Tenis